Color también en los zapatos.

Las bodas han evolucionado muchísimo en los últimos años, cada vez son más las celebraciones que se mimetizan con las tendencias del momento. La originalidad y la personalidad salen a paseo en el día D ¡y nos encanta!

Lo primero en adaptarse a estos cambios son los vestidos y trajes de novio, que bailan al son de las tendencias nupciales: escotes, cortes de vestido, tejidos, velos… pero no se quedan rezagados los zapatos y demás complementos. Estos últimos años hemos podido ver un desafío en el calzado nupcial ya que las casamenteras apuestan por el color en los complementos y puede que sea el cambio más arriesgado que hemos visto junto con los ramos de los que pronto hablaremos.

Hay novias que se han animado de manera muy sutil: han acompañado su maravilloso vestido con un zapato azul bebé y han jugado con la tradición de llevar «algo azul» en la ceremonia. Y sí, a todas nos vienen a la cabeza los maravillosos zapatos azules que firma Manolo Blahnik y luce Carrie en Sexo en Nueva York y con los que la maravillosa Olivia Palermo les rindió pleitesía. Pero por lo que hemos visto, en lo que llevamos de temporada, la pedrería y los brillos (el famoso brilli-brilli) están en auge y no solo para el momento del baile, las novias ya apuestan por una ceremonia con accesorios cargados de personalidad.

De esta manera las casamenteras dejan atrás el blanco marfil para apostar por colores llamativos que den un toque distintivo a su gran día y buscando, además, poder aprovechar este complemento en otras muchas ocasiones.

Os dejamos algunos de los calzados que más nos han gustado.