Anillos de pedida y compromiso

No hace mucho nos enteramos de que existen dos tipos de anillos: el de pedida y el de compromiso, ¿tú lo sabías?

Pues bien, el anillo de pedida aventaja al de compromiso con la clara intención, por parte del novio, de demostrar en forma de alianza el propósito de continuar toda la vida junto a su novia. Este anillo, por lo general, suele ser más llamativo que el de compromiso y, para nuestra sorpresa, hay un protocolo que marca cómo debe ser este: oro blanco con un diamante o varios brillantes engarzados, sin dejar de lado a piedras como la esmeralda o el zafiro.

Por su parte, el anillo de compromiso suele ser más sencillo ya que es el que lucirá la novia el día de la boda. Este se regala con el fin de formalizar, como su propio nombre indica, el compromiso. La entrega del anillo y tal como dicta el protocolo suele ir acompañado de un acto en casa de la novia con ambas familias.

Venga, no nos digas que nunca has estado ojeando en Internet los diferentes anillos de pedida. No nos digas que no te has parado delante de un escaparate a mirar los brillantes y tampoco sabremos si creernos que no has soñado con llevar uno de ellos en tu dedo anular.

Como nosotras si lo hemos hecho y, aún seguimos mirando las maravillosas joyas, hemos decidido dediciarle esta entrada de blog a los anillos más significativos de las altas joyerías.

 

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *